domingo, 18 de enero de 2009

¡UN POCO DE RESPETO...CHE! (1º parte)

Advertencia: Con este post creo estar ganándome el título de vieja amargada, idiota e intolerante.

Mi señora madre, fue y es una buena madre, como todas, tiene sus rayes y manías, pero en líneas generales ha sido buena, y no lo digo yo que soy su hija, sino que todas sus amigas, vecinas y parientes, y lo confirman remitiéndose a los resultados, es decir sus hijos. Una frase muy común de escuchar en boca de estas damas es: ¡Qué buena madre ha sido la Elbita, le han salido unos hijos maravillosos... trabajadores, responsables, RESPETUOSOS! Y en la última palabra está la clave, si no le salíamos respetuosos, no le salíamos nada porque nos mataba en el camino. Fue y es muy exigente con eso del respeto y creo que hizo muy bien su trabajo, ya que mis hermanos y yo, no concebimos la vida sin él.
Ahora bien, toda esta introducción (me especializo en largas introducciones) es para hablar un poco de mi visión sobre uno de los males que estamos sufriendo a todo nivel, LA FALTA DE RESPETO; la conocida frase mi derecho termina donde empieza el del otro, no existe más. Desde el nivel más alto, países que avasallan a otros, políticos corruptos que se ca… en los que los votaron, etc. hasta el vecino que te pone su basura en tu canasto o escucha música a todo volumen el domingo a las 7 de la mañana; todos nos faltamos el respeto cotidianamente y se está haciendo costumbre. Esta semana a causa de una falta de respeto que sufrí a nivel laboral y comenté en algún blog amigo, me puse a observar algunas faltas de respeto cotidianas que realmente despiertan mi instinto asesino.

1- VIAJANDO EN MICRO (urbano):
Sr. Chofer, a Ud. le fue entregado un carnet de conducir que dice PROFESIONAL, pues actúe en consecuencia y por favor:
o Pare cuando le hacen seña para subir y cuando le toquen el timbre para descender. De ser posible hágalo en el lugar correspondiente no 100 mts. antes o después del sitio indicado.
o Espere que todos los pasajeros hayan ascendido o descendido del coche, según sea el caso, antes de arrancar.
o Respete los semáforos en rojo, y las velocidades máximas, si quiero emociones fuertes me subo a una montaña rusa.
o Recuerde que transporta PASAJEROS, es decir PERSONAS, SERES VIVOS, no bolsas de papa o ladrillones; si en su camino encuentra un badén, lomo de burro, bache, etc. procure sortear el obstáculo lo más suavemente posible, por el bienestar renal de los pasajeros ubicados al final del coche.
o Hable con su prometida, esposa o su tía Coca, personalmente y si la única forma de hacerlo es por teléfono, no lo haga cuando va conduciendo un vehículo repleto de humanos a la hora pico en plena calle Alem (Uds. reemplacen esta calle por la más enquilombada de su ciudad)
o Conocemos de su “sex appeal”, pero por favor déjelo para otra ocasión, porque mientras Ud. le hace ojitos a la morocha divina que se quedó sin saldo en la tarjeta, lleva flameando cual bandera en una final de campeonato, a la octogenaria señora que se tomó del pasamano solo para preguntarle si Ud. pasaba por el cementerio. ¡SEÑOR, LA DAMA QUERÍA IR A VISITAR A SU DIFUNTO MARIDO, NO HACERLE COMPAÑÍA!
o No vaya corriendo carreras con sus compañeritos de otras líneas, pero tampoco a paso de hombre, por favor, los que usamos el servicio por lo general, vivimos aquí, no hace falta que nos vaya paseando como a turistas para que conozcamos el paisaje.

Señores pasajeros, Uds. son usuarios de un servicio público, es decir, junto a Uds. viajan otras personas, por favor:
o Respeten el orden de llegada a la parada para abordar el colectivo, no se abalancen como si fuera la puerta de emergencia de un edificio en llamas.
o ¿Alguien conoce la frase: las mujeres y los niños primero? Bueno tratemos de aplicarla aquí en referencia a las siguientes personas y en este orden de ser posible: ancianos, discapacitados, damas en la dulce espera (por favor notoria no vengamos con el cuento de “estoy de 2hs.”), mamás con sus pequeños ( consideramos pequeños a los que no se valen por si mismos)
o Los cuatro primeros asientos están RESERVADOS (al menos en mi ciudad es así no se en el resto) para las personas antes mencionadas, si algún pasajero tiene dificultad con esta frase consulte y le explicamos lo que significa reservado o en su defecto le enseñamos a contar hasta cuatro.
o El punto anterior no quita que si estos asientos se encuentran ocupados por quienes corresponde, Ud. debe tener un gesto de cortesía y ceder el suyo, si sube una persona con esas condiciones.
o Sobre gustos no hay nada escrito, reza un antiguo refrán, y es totalmente respetable que, gracias a las nuevas tecnologías (i-pod, mp3, celulares, etc.) Ud. amenice su viaje escuchando su música favorita, pero la tecnología también los proveyó de auriculares IN-DI-VI-DUA-LES, utilícelos, el resto del pasaje no tiene porqué pasar los 25 minutos que dura su viaje escuchando a su banda favorita de Cumbia Villera.
o Sabemos lo útiles y cómodas que son las mochilas para transportar nuestras pertenencias, sobre todo en época escolar, se convierte en parte de uno, pero tengo una noticia: NO LO ES. La mochila no es parte de su cuerpo, por lo tanto UD puede despegarla de su espalda sin que esto le cause daño alguno, por favor, hágalo antes de subir al ómnibus, así evitará destrozar cuerpos ajenos con las hebillas y el contenido de la misma.
o Mamis queridas, el micro es un medio de transporte, no un parque de diversiones, SEA RESPONSABLE, no deje que sus niños anden correteando por el pasillo o saltando en las butacas. Si su hijo tiene menos de 5 años procure llevarlo a upa, no lo deje solito en el asiento, puede caerse y romperse todos los dientes (cómo mínimo). Enséñele a respetar a los mayores y a ceder el asiento a las personas mencionadas en el segundo punto.
o El micro es un transporte de pasajeros, si UD. tiene otras cosas para llevar, calcule el tamaño y cantidad, caso contrario por favor contrate un flete, esos si son para mudanzas.
o Al descender del colectivo se espera de Uds. la misma actitud que al subir.

Perdón este post me quedó un poco largo, por eso continuaré con las otras situaciones en otro momento, se aceptan críticas y sugerencias.

TO BE CONTINUED….

4 comentarios:

Briks dijo...

esto se lo escuché a un colectivero (de hecho me lo dijo a mi. No recuerdo - obviamente - las palabras exactas)
pero más o menos trataba de explicarme con su mejor cara de "me las sé todas y soy muy vivo" que cuando una "pendeja de minifalda" quería tomar el micro, él se detenía a la distancia suficiente del cordon como para que ella no tuviera que bajar a la calle para ascender pero que tampoco pudiera hacerlo sin estirar el paso y, justo "ahi", en ese momento, "movía" un poquito el colectivo para que la dama en cuestión quedara cuasi despatarrada mostrandole al mundo (pero sobre todo a él) el color, marca y diseño de la bombacha


un pajero con todas las letras

lo peor es que esto que cuento es verdad

Alelu dijo...

Con su comentario debo inferir, que tengo toda la razón, con las mínimas cosas que le estoy señalando a estos "profesionales" del volante...
Bienvenido de sus merecidas? vacaciones y felicitaciones por el nuevo sobrino

Capitana del Espacio dijo...

Jajaja VIEJA CHOTA! Jajaja

Dos cosas, comparto y otra, mi abuela Kico se llama Elba! Esto ya lo habiamos hablado no? Jaja dios!!

Alelu dijo...

Capi: Y eso que solo he hablado del viaje en micro, me faltan los capítulos de: Peatones, automovilistas, ciclistas, clientes molestos, etc, etc, etc,
Si sabia que tu abuela se llamaba Elba, si querés la juntamos con mi vieja, o mejor no a ver si se potencian jajajaj